fbpx
Rejuvenecimiento Facial IPL

Rejuvenecimiento Facial IPL

El rejuvenecimiento facial con IPL (luz pulsada intensa) es un tratamiento que elimina los signos
de envejecimiento en la piel, tales como alteraciones de la textura cutánea, manchas,
arrugas superficiales y venitas en la cara.

Las indicaciones de la luz pulsada intensa IPL son la mejora de los signos
de envejecimiento leve y moderado:

Manchas en la piel como léntigos o pecas
Arañas vasculares
Arrugas finas superficiales
Piel con flacidez incipiente
Poros dilatados
La luz pulsada intensa para el rejuvenecimiento facial puede aplicarse
tanto en rostro como en cuello, escote y manos.

Cómo actúa el IPL en el rejuvenecimiento facial

IPL emite una luz discontinua, no coherente y policromática con unas longitudes de onda
que abarcan desde los 500 a los 1.200 nm, por lo que actúa sobre distintas dianas en la
piel de forma simultánea. Esta versatilidad es la característica más destacable de la luz pulsada intensa.

El sistema IPL se basa en la Teoría de la Fototermólisis Selectiva, o en la capacidad que tienen
distintos tipos de lesiones para absorber la luz y calentar así sus estructuras para eliminarlas,
manteniendo intactos los tejidos circundantes. Para que el tratamiento sea totalmente seguro y eficaz,
la luz del IPL debe emitirse en un pulso de duración inferior al tiempo de relajación térmica de la lesión
y superior al tiempo de relajación térmica de la superficie cutánea.

El tiempo de relajación térmica (TRT) es el tiempo que tarda la diana en enfriarse al 50%,
para que ésta vaya acumulando temperatura sin afectar a la superficie de la piel.

La aplicación de este tratamiento de rejuvenecimiento facial produce los siguientes beneficios:

Reducción del enrojecimiento facial
Eliminación de las arañas vasculares
Tacto más suave en la piel
Eliminación de manchas marrones circunscritas, como pecas y léntigos solares
Cómo es una sesión de IPL facial

La aplicación de IPL es sencilla y no requiere ninguna preparación especial. Es necesario que el paciente
no haya tomado el sol recientemente.

Tras limpiar la piel, se coloca al paciente unas gafas protectoras que también llevará el médico.
Para hacer el tratamiento más confortable, se aplica un gel conductor frío sobre la superficie de la piel.
El tratamiento consiste en aplicar varios disparos de luz por la superficie de piel a tratar.

Tras el tratamiento, que tiene una duración aproximada de 20 minutos, el paciente puede retomar
inmediatamente su actividad normal. Puede notar una sensación de calor y enrojecimiento que remiten
por sí solas al cabo de unas horas.

Es necesario evitar el sol y proteger la piel con un filtro solar de índice alto.

Por lo general son necesarias entre 3 y 6 sesiones, según las necesidades de cada paciente, que se aplican
con un lapso de aproximadamente 1 mes entre sesión y sesión.

En cada sesión se marcan unos objetivos de resultado.
Por ejemplo, en las primeras sesiones se eliminan las rojeces y las manchas y en las últimas
se estimula el colágeno dérmico para reducir el tamaño del poro y revitalizar la piel.

El foto-rejuvenecimiento con IPL puede combinarse con otras técnicas poco agresivas y que no precisan
hospitalización, como los rellenos faciales o la toxina botulínica.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *